Relato erótico Bdsm : Siénteme Primal

bdsm

Relato erótico Bdsm.

Siénteme Primal.

Salvaje, dominante, sus manos, su olor, su voz y sentir…

No voy a explicar nada más que sensaciones en este post. Las que he vivido con él.

Despertar en la mañana abrazada a su cuerpo, al calor que desprende su piel en contacto con la mía, tus buenos días detrás de esa sonrisa que yo sé ver, esa que, aunque la ocultas detrás de tu rudeza existe.

Se levantó y me dijo que me hiciera un café, en un rato volvería de su paseo matutino. Sabía que en cuanto estuviera de nuevo conmigo me iba hacer sentir, la noche anterior ya me lo dijo… ” Te usaré hasta que me canse”

Me levanté, tomé el café y como cada mañana te saludé por redes. Siempre tengo tiempo para ti, lector.

La espera siempre se hace eterna cuando no estoy contigo, mientras tomo café en la cama y miro la red, expectante a que llegues, sé que en nada comenzará el juego.

Y ya te siento, en la espera, en la impaciencia de ti, te siento muy dentro de mí, en toda mi piel en el deseo que me produce tu tacto, en tus manos, en cómo me miras.

Cuando llegas vas a tu armario y empiezas a sacar todo lo necesario para poder empezar, esta vez sé que me llevarás al límite de mis fuerzas, mi placer es tuyo y cada vez quieres más.

Me doy cuenta en tu mirada, en lo que leo en ella, en lo que me transmites mientras me desnudo y vas preparando las cuerdas para atarme a tu cama; sensaciones que ya van despertando en mi piel con un escalofrío.

En tu enturbiada mirada ya se delata al cazador, pero no tengo miedo, no huyo, solo dejo que me atrapes, soy tu presa y estoy en tus manos.

Me atas, expuesta y abierta a tu disposición, me privas de la vista; solo sentir el calor de tu cuerpo vestido a mi lado, abrazándome.

Y empieza tu transformación y con ella la mía, me llevas al límite, me provocas. El latido de mi corazón resuena en mi pecho, tic, tac, tic, tac, tic, tac… Mientras me elevas una y otra vez, mientras en cada orgasmo se me escapa parte de la vida, que tu devoras hambriento.

En cada salvaje desgarro que sacas de mis entrañas me torno más y más salvaje, solo siente me repites, déjate ir, sé muy perra, muy primal para mí. Y así lo intento mientras pierdo la cuenta de las veces que me he corrido entre tus manos…

-Cuenta- Me recuerdas… Que cuente, como si fuera fácil después de haber pasado los cincuenta orgasmos. No puede ser bueno, pienso … Pero lo es, es su placer, el que me pide y yo le entrego…

-Me siento un trapo- Le digo en uno de esos momentos que él me mueve, colocando mi cuerpo a su disposición…

-No eres un trapo, eres Mía. Siente mi voz, mi aliento en tu oído, déjate ir. Muévete para mí, busca tu placer y dámelo ¿De quién es?

-Tuyo

– ¿Y yo quién soy?

-Mi Amo

Pues siente, sé Primal… Dámelo ….

Conviértete en la bestia
No tenemos que ocultarnos
¿Sientes terror de mí
o te sientes viva?

Mi mente te piensa, te siente, estoy viva en tus manos. Cautiva a ti.

Me dejo ir dando de mi esa parte que necesitas, esa primitiva y salvaje mujer que cada día desatas un poco más y más. Con tus manos, con tu voz, con tus azotes que dejan mi piel acalorada y excitada….

SIENTE …

Relato erótico Bdsm

Deja un comentario