Menstruación

Verdades y mentiras sobre la menstruación

Verdades y mentiras sobre la menstruación


Hoy vengo a hablaros sobre la Menstruación y entre otros temas, sacar a relucir algunas de las farsas y conceptos negativos que nos ha ido vendiendo el Patriarcado sobre ella.

Sé que más de una como yo, os habréis llevado las manos a la cabeza (como mínimo) al ver que hablar de la menstruación para muchos es sinónimo de mujeres histéricas comiendo dulces, llorando por las esquinas y con cambios de humor bruscos que dan pie a infinidad de chistes y tópicos rancios como el famoso “Hija que mal humor! Que pasa es que ya te ha bajado la regla?…

Ver esto me reafirma en que hay mucho trabajo por hacer al respecto, así que ahí va mi aporte!

Desde hace cientos de años, el Ciclo Menstrual ha generado aversión y desprecio siendo asociado incluso con la suciedad y el pecado aunque esto no ha sido así toda la vida del mundo.

Desde los ojos de la sociedad Patriarcal en la que vivimos, se ha considerado la Menstruación como una DESVENTAJA BIOLÓGICA que reafirmaba la inferioridad de la mujer frente al hombre.

Las mujeres somos seres eminentemente cíclicos a excepción de la etapa de la niñez y la posterior a la menopausia y aunque se trata de un proceso natural que acompaña a las mujeres prácticamente toda su vida, sigue creando barreras e incluso en algunos casos está prohibido hablar de ello llegando incluso en algunas culturas, a impedir a la mujer entrar en ciertos recintos considerados sagrados durante los días de sangrado del ciclo.

Cabe remarcar que esto no ha sido siempre así ya que tenemos constancia de que en la antigüedad e incluso en algunas civilizaciones aún existentes, se venera y valora la naturaleza cíclica de la mujer y su relación con los ciclos lunares, los de las estaciones y las cosechas.

Por desgracia esta no es la realidad que nos atañe a la mayoría y es por eso que me empeño en remarcar en que debemos darle la vuelta a todo esto,  Desaprender y valorar que somos Seres Cíclicos, sacarle partido al conocimiento y a las respuestas de nuestro cuerpo a los ciclos  y vivir de un modo más natural, sano y consciente de ello!

¿Cuantas mujeres podemos decir que nos han impulsado desde pequeñas a gozar del don de ser mujer? De vivir esta experiencia como una fuente de crecimiento personal? Por contra se nos ha enseñado a la gran mayoría a tratar el tema como tabú y a ser discretas con ello.

Se nos ha inculcado que, pese a que es un sangrado natural y que nada tiene que ver con violencia, suciedad o impureza, debemos ser lo más discretas posibles.

No os ha pasado ver la cara de susto que ponen algunos cuando entras a un bar pidiendo usar el servicio para cambiarte?

Pareciera que en vez de asearse, les dijeras que vas a matar a alguien y te dejan pasar bajando la cabeza como diciendo “No quiero saber más de este tema, te imagino chorreando sangre la pata abajo y me pongo blanco”

Una buena forma de tomar conciencia de nuestros Ciclos Menstruales y de cómo afectan en nuestra vida es empezar un Diario menstrual. Yo hace unos meses que empecé el mío y aquí os voy a dejar un poco de información sobre que anotar o como llevarlo y los beneficios que he podido ir sacando de ello!

La idea es adoptar esta práctica y mantenerla en el tiempo pero si os pasa como a mí que de entrada os cuesta un poco, se debería hacer el intento de llevarlo a cabo al menos durante 3 mesecitos para que la información recogida tenga alguna validez y de ahí poder pasar a los Diagramas Lunares pero no nos adelantemos.

No hace falta q tomemos notas detalladas de cada cosa que nos ocurre pero si deben aparecer algunos datos básicos:

-DÍA DEL CICLO (el primer día del Flujo Menstrual será el día 1 )

-FECHA

-FASE LUNAR

-SENTIMIENTOS Y EMOCIONES

-ESTADO DE SALUD

-SUEÑOS (lo que sea posible recordar)

A parte de estos datos, cabe tomarse un tiempo para echar la vista atrás.

Recordar por ejemplo la Primera menstruación, qué conocimiento tenías en aquel momento sobre el tema? Como viviste la experiencia? como reaccionaron las mujeres de tu círculo? Amigas, madre, hermanas…

Es importante y afecta de modo directo el cómo viven las mujeres de nuestro entorno sus menstruaciones, cómo la consideran? Cómo la llaman? Sufren dolores? Habláis de ello sin tapujos?

Llevar una cuenta del día del ciclo en el que me encuentro me ha ayudado una barbaridad a ser más consciente de los cambios que se producen tanto en mi cuerpo como en mi estado anímico y sobre todo a que estos, no me pillen por sorpresa.

En el diario escribo como os he dicho sobre mis sueños. Para empezar antes me costaba horrores recordarlos, se desvanecían a los pocos segundos de despertar y por otro lado es curioso ver como hay patrones, escenas o necesidades que se me repiten a lo largo del ciclo en determinados momentos.

El hecho de ser consciente del Ciclo Menstrual me ha ayudado también a llevar de otro modo el Dolor Menstrual. Me explico, siempre he sido bastante descuidada en cuanto a timmings así que ser más consciente ahora me ha permitido prepararme psicológicamente para afrontar ese dolor.

A base de ejercicios de meditación (existen varios guiados de visualización, si queréis preguntarme por ellos) y sobretodo el control de la respiración me han ayudado a reducir un poco la sensación de dolor e incomodidad. Evidentemente el dolor NO desaparece del todo.

Hay estudios que reflejan que los dolores menstruales (aunque no nos afecten a todas) no deberían ocurrir.

Si acaso tener pequeñas molestias, pero no dolor agudo como es el caso de más de una d nosotras. Es un hecho fisiológico que prepara el cuerpo para la concepción , no una maldición bíblica!

Si sufres dolores agudos durante tu menstruación, es importante comunicarlo ya que dicha anomalía se considera un claro indicador de problemas de salud, o de nutrición o de estrés físico y mental. Pueden ser varios los factores que lo provoquen.

Un Ciclo Menstrual normal suele oscilar entre los 26 y 32 días aproximadamente, siendo el término medio el mismo que el Ciclo Lunar de 28 días; y suele consistir en un día de pérdidas fuertes seguido de 2-3 con pérdidas menores. La cantidad máxima de pérdida debería ser unos 100 cc por mes

Este proceso implica variaciones en diversos niveles hormonales, lo que significa que algunos niveles serán cada día diferentes, según el momento del ciclo menstrual. Muchas relacionan dicha intensidad con las pérdidas que tenían su madre o sus hermanas aunque no tenga relación real comprobada.

Carme Valls, especializada en endocrinología y medicina con perspectiva de género, nos cuenta que la salud de las mujeres nunca se ha estudiado d forma separada si no que se nos diagnostica igual que si fuéramos hombres, aunque hoy día sabemos que hay diferencias sustanciales entre ambos.

La salud de la mujer solo se ha estudiado a parte en temas de salud reproductiva.

Con esto dice que hay un gran desconocimiento (por falta de investigación) de las enfermedades propias de las mujeres ya que la formación médica no ha remarcado que pueda haber diferencias en el modo de enfermar de mujeres y hombres ni que los métodos de diagnóstico pudieran ser diferentes.

Esto se conoce como Morbilidad Femenina Diferencial y trata el conjunto de enfermedades o factores de riesgo que merecen una atención específica hacia las mujeres como sería el caso de la menstruación, las enfermedades derivadas d embarazos y partos, o los tumores ginecológicos.

Vota este artículo !!
[Total: 2 Media: 5]
universo pornico

Mi nombre es Yaiza pero la que escribe es mi alter ego la Venus Puta. Soy mujer, orgullosa de serlo y disfruto de la vida, de mi cuerpo y del sexo, sobretodo del sexo. Siempre me ha parecido que este mundo tiene demasiados tabús con los que hay que acabar y por eso mi vida gira en torno a la terapia, la sexología y el enfoque de género. Soy escritora inquieta y pretendo remover mentes. Desde que tengo uso de razón, escribir ha sido tanto mi pasión como mi válvula de escape.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: