Las feromonas y su hechizo mágico

feromonas

Las feromonas y su hechizo mágico


A través de su olor casi imperceptible, las feromonas masculinas encienden a la mujer la pasión por un hombre y regularizan su ciclo menstrual.


 

Os habéis dado cuenta de que cuando practicas sexo y sales a la calle, tú atractivo se magnifica y parece te miran más. Esto sucede por dos razones: la primera es que no hay mejor cara que la que se le queda a un/a después del sexo y dos porqué tus feromonas aún siguen en marcha emitiendo ese olor imperceptible para tú nariz humana pero si para las hormonas del sexo contrario.

Es curioso como creemos que el deseo humano es sólo susceptible a nuestro sentido de la vista. Nada más erróneo. La atracción sexual no sólo se compone de visión y no existe el amor a primera vista por sí sólo. nuestro cuerpo es mucho más sabio y pone en juego todos nuestros sentidos en el juego de la atracción.

Las feromonas y su hechizo mágico

Se trata de química y física.


 

El caso es que el olor corporal es poderosamente erótico y ello podría tener una comprobación indirecta en el hecho de que aquellos que sufren de falta de olfato o anosmia, se quejan también de carencia de libido. Por el sólo hecho de estar resfriado o con gripe nuestro nivel de libido baja a cotas muy bajas.

El olor sería tan clave en el amor y el sexo, que se cree también que la costumbre moderna del baño diario es en parte la culpable de que haya tanta gente sin pareja y tantos divorcios: con el agua y el jabón se van las impurezas, pero también esos aromas naturales de los cuales dependen la atracción.

Es cierto que hay gente que necesita de un lavado y no seré yo la que fomente la falta de higiene en la sexualidad, ni en el día a día, pero solemos enmascarar muchos olores corporales apetecibles.

Tales emanaciones corporales que encienden la pasión son nuestras amigas las feromonas, sustancias activas que al ser liberadas en nuestro cuerpo tienen la capacidad de generar respuestas psicológicas con el fin de provocar comportamientos específicos en otros individuos de la misma especie.

Pero no os creáis que esto sólo es una estupidez, o un mecanismo interno de nuestra faceta biólogica más humana.

De hecho los animales y las plantan juegan en la liga grande con el tema de las feromonas ( mi gato marcando territorio, desde luego lo hace por poner un ejemplo).

feromonas

Este arma secreta de la cuál hacemos nosotros el honor y la gala, proviene de nuestros compañeros del reino animal.


Durante miles de años hemos evolucionado para poder ligar con una copa en la mano, mientras la naturaleza sin más nos estaba indicando como procrear y perpetuar la especie.

Se trata de evolución pura y dura.

Eduard Punset en su ensayo El viaje al amor (Destino), en el que describe las feromonas como las responsables del enamoramiento entre dos personas ya nos hace híncapie sobre como funcionan estas en nuestro cuerpo.

 

 Lo misterioso del mundo de las feromonas es que su olor no se experimenta de manera consciente.


 

Las feromonas y su hechizo mágico

 

Los humanos liberamos estas feromonas por unas glándulas secretoras especializadas que se encuentran principalmente en las axilas, el tórax, el abdomen y la zona genital y las recibimos por el órgano veronasal, que se encuentra en la nariz, y por el sentido del olfato.

El órgano vomeronasal (OVN) se encuentra directamente detrás de los orificios nasales y es alrededor de mil veces más sensible que nuestro sentido del olfato. De allí el olor viaja hasta nuestro cerebro para invadirnos de deseos sexuales con sus correspondientes respuestas corporales.

Aunque la ciencia nos índica que los primates tenemos el OVN completamente atrofiado.

Dicho de otro modo, las feromonas son las responsables de la compatibilidad de pareja.O al menos nos ayuda como sexto sentido aunque no podamos controlarlo de todo por nosotros mismos.

Desde la lactancia hasta la selección de la pareja está sujeto a estas maravillosas artistas del cuerpo humano. Ellas están ligadas a la mayoría de situaciones cruciales en nuestras vidas.

Aunque hay que tener en cuenta que con el paso de los años, la producción natural de feromonas por parte de nuestro organismo merma de manera sustancial, siendo este proceso especialmente crítico entre los 20 y los 40 años.

Nosotros los humanos, siempre dispuestos a aprender y desaprender con nuestra pretensión de comprender nuestra propia naturaleza más biólogica concluyendo estudios, somos capaces de sacar dinero hasta de algo tan efímero y vólatil como son los olores corporales.

Y de ahí sale uno de los últimos filones en el juego de ligar y no se trata de una aplicación. Se trata de las pheromone parties.

 

Socializar mediante el olfato


 

Las feromonas y su hechizo mágico

 

¡Viva la Fiesta de Feromonas! Unos eventos que nacieron hace un par de años en California y que se propagaron rápidamente por todo EEUU hasta dar el salto a Europa.

En estas fiestas sensoriales solo existe una norma, tienes que acudir con una camiseta con la cuál hayas dormido la noche anterior, guardarla en una bolsa de plástico que luego será numerada y expuesta junto a las del resto de participantes.

Quien se sienta atraído por el olor de una de las prendas deberá alzarla en alto y, si su propietario está dispuesto a entablar conversación con esa persona, dar un paso al frente. Según los organizadores (Judith Prays ) esta es también una forma de romper el hielo para los más tímidos.

Por supuesto esta prohibido el uso de desodorantes, perfumes y demás camuflados de este étereo elixir corporal.

Esta nueva moda de ligar olfativamente hablando, va ganando paso entre la gente ávida de nuevas experiencias eróticas/sexuales.

 

Las feromonas y su hechizo mágico

Feromonas Sínteticas. Cuando intentamos imitar a la naturaleza


Como os decía antes el ser humano en su afán de amasar fortuna es capaz de inventarse un negocio de la supuesta “nada” y vender humo.

Hoy en día existen varias marcas de feromonas sintéticas de gran calidad en el mercado .

La pregunta es que si algunos científicos nos cuestionan el efecto de estas feromonas en nuestras atrofiadas narices, ¿como es posible la fabricación de estas para su uso comercial?

Los laboratorios usan un concentrado de feromonas humanas sintetizadas que deben aplicarse tras la ducha, ya que el agua elimina su efecto. Incluso tras una búsqueda rápida en Internet, podemos encontrar a gente de todo tipo que proporciona tutoriales para hacerlas de forma casera, aunque yo no os recomiendo para nada esta práctica.

¿Podemos usar estas sustancias químicas voluntariamente en nuestro propio beneficio?

Las feromonas actúan a través del subconsciente. Siempre tratamos de clasificar lo que encontramos y así, dominamos nuestras impresiones diariamente.

Cuándo conocemos a alguien, lo que no se controla es que tratamos de analizar, valorar y clasificar según nuestras experiencias y nuestro juicio. Sobre todo en el momento del flirteo.

¿Entonces quién domina sobre quién? ¿Nuestra lógica dominante o nuestro sistema olfativo atrofiado por años de evolución y el uso indiscriminado de perfumes en todo los que nos rodea y utilizamos a diario?

ferowoman

¿Que ocurre si utilizamos hormonas masculinas en una mujer y al contrario? ¿Estaremos dando falsas señales? ¿Y que ocurre a la hora de cerrar un negocio?. ¿Si llevamos hormonas, condicionaremos que las personas con las que negociamos actuen de manera más distendida y franca con nosotros?

A mí, desde luego esto de las feromonas me genera infinidad de preguntas sin todavía respuesta. Quizás deba estudiar más el comportamiento de mi gato para entender como funcionan estas pequeñas moléculas volátiles.

Vota este artículo !!
[Total: 1 Media: 5]
Iria

Cuando tenía 16 años, llegó a mis manos mi primera novela erótica (Las edades de Lulú). Quedé totalmente prendada de ella y su narrativa, a partir de ahí comencé a escribir mis propios relatos y he hecho de ello un modo de vida, una manera de expresar mi verdadero yo interior. Si quieres conocer más sobre mi trabajo no dejes de visitar el blog www.Relatoseroticosiria.com

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: