Incompatibilidad sexual con tu pareja

pareja

El sexo no lo es todo en la vida de una pareja.


Pero sí una parte importante, muy importante, la insatisfacción sexual se termina reflejando en otros aspectos de la convivencia, hasta que al fin estalla.

Como saber si eres incompatible sexualmente con tu pareja?


Tampoco llegará muy lejos una relación que se base únicamente en lo bien que se compenetran en la cama, siendo un desastre el resto de los aspectos de la vida. Todo se basa en un equilibrio. Pongamos que un 50/50, más o menos.

Como el amor no lo puede todo (desgraciadamente), quizá deberías hacerte algunas preguntas para saber si tu pareja y tú sois sexualmente compatibles.

La compatibilidad sexual es la armonía, acuerdo, entendimiento de los caracteres, personalidades, ideales y estilos de vida entre los miembros de una pareja a nivel sexual.

La incompatibilidad es la ausencia o carencia de lo anterior.


En el área sexual podemos evaluar la compatibilidad de las personas mediante sus creencias acerca de la sexualidad, capacidad de disfrute y habilidad para expresar su afecto.

Para algunas parejas, es posible vivir en armonía aunque tengan incompatibilidad sexual.

Todo depende de la importancia que ambos le dan a esta área de sus vidas. Se trata de un asunto de compensación: la pareja renuncia a una vida sexual satisfactoria a cambio de otros beneficios.

Por ejemplo, él puede ser un excelente padre, honrado, trabajador, alegre y fiel marido.

Ella puede ser una buena madre, muy cuidadosa de la educación de los hijos, buena amiga, responsable, y profesional destacada.

Si ambos valoran estas variables y la balanza se inclina para lo positivo, la pareja sobrevive… sin sexo pleno.

La incompatibilidad sexual por diferentes grados de deseo ocurre cuando uno de los miembros de la pareja es más sexual que el otro y desea más acercamiento físico, y la otra parte es poco receptiva a ello.

Por ejemplo, él necesita tener sexo diariamente, mientras que ella está satisfecha con una vez por semana, generando en su pareja la insatisfacción continua.

La incompatibilidad sexual comportamental se da cuando ambos coinciden en el deseo y el momento, pero sus comportamientos sexuales no satisfacen a la otra parte.

A uno le gusta una pose, movimiento, juguete o práctica que disgusta o incomoda al otro.

JUEGO PARA PAREJAS

“UNA SOMBRA DE ROJO OSCURO”

 

¿Tenemos libidos similares?


Tú puedes querer sexo cada día, y él estar satisfecho con un par de veces a la semana (o menos), o viceversa.

Si presionamos demasiado a nuestra pareja para tener relaciones, produciremos el efecto contrario al deseado.

Cuanto más insistamos, más se sentirá obligada y lo rechazará o, peor aún, lo hará por obligación.

No hay más remedio que comunicarse, contar cuáles son los deseos de uno y otro y llegar a acuerdos.

Así y todo, no tiene buen pronóstico una relación en la que uno de los dos tiene una libido muy alta y otro muy baja. Con el tiempo el que menos deseo siente aún sentirá menos…

¿Tenemos la misma idea respecto a monogamia e infidelidades?


Cada pareja es un universo en sí misma, con sus propias reglas y libertades.

Quizá uno de los miembros crea que el sexo casual, sin enamoramiento, no es infidelidad, puesto que a quien ama realmente es a su pareja.

Pero puede que el otro no lo crea así, y esto es la causa de no pocas rupturas.

Es importante que ambos miembros piensen de manera similar, o no hay futuro en esa historia.

¿Nos gusta el mismo tipo de sexo?


Si los gustos son diametralmente opuestos, y no hay voluntad de probar cosas nuevas, mal pinta la cosa.

La diferencia de paladares, en vez de suponer un obstáculo, puede llevarnos a probar sabores totalmente nuevos para nosotros.

Hay personas incapaces de transmitir al otro lo que le gusta, sus fantasías, pero lo deseable en una relación es sentir y hacer sentir al otro.

Si los gustos son muy dispares o irreconciliables puede ser un problema, pero antes hay que intentar ser flexibles y abiertos y enseñar al otro, a su propio ritmo”.

Por tanto, podríamos resumirlo en que debes preguntarte:


1) ¿tenemos ganas de sexo con la misma frecuencia?

2) ¿pensamos que el sexo fuera de la pareja es una traición, sí o no?

3) ¿nos gusta lo mismo en la cama? ¿estoy abierta a probar las cosas que le gustan a él? ¿y él, está dispuesto a probar las que me gustan a mí?

Si la respuesta a estas preguntas es NO, lamento decirte que no, no sois compatibles, lo siento.

Sin embargo, una incompatibilidad sexual no significa que la relación deba terminar.

Si ellos solos no logran llegar a acuerdos convenientes, un psicoterapeuta o sexólogo puede ayudarlos a encontrar el mejor camino para la comprensión y satisfacción.

La comunicación es importante para llegar a la posición ganadora donde ambos puedan ceder en algo sin que esto signifique un gran sacrificio.

Diversas parejas acuden a consulta terapéutica: pueden ser las que no se aman o no se sienten amadas y tienen satisfacción sexual; parejas que no se sienten amadas, se sienten incómodas, y el sexo es una pantalla de su insatisfacción; existen parejas que se aman y tienen poca satisfacción sexual; hay personas que no se sienten amadas porque él o ella tiene disfunciones sexuales…

 

SHUNGA COLECCION DE TERNURA Y PASION

 

Vota este artículo !!
[Total: 1 Media: 5]
Iria

Cuando tenía 16 años, llegó a mis manos mi primera novela erótica (Las edades de Lulú). Quedé totalmente prendada de ella y su narrativa, a partir de ahí comencé a escribir mis propios relatos y he hecho de ello un modo de vida, una manera de expresar mi verdadero yo interior. Si quieres conocer más sobre mi trabajo no dejes de visitar el blog www.Relatoseroticosiria.com

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: