Expresiones de género, Identidades y orientaciones sexuales

EXPRESIONES DE GÉNERO, IDENTIDADES  Y ORIENTACIONES SEXUALES.


Cuando nos ponemos a  hablar de identidades sexuales, expresiones de géneros y orientaciones sexuales, lo  más corriente que suele pasar es que nos hacemos un lío de conceptos.

Hay quien de buenas a primeras puede incluso pensar que todo se trata de lo mismo. Es por eso que hoy quiero hablaros un poco a modo introductorio sobre estos tres conceptos.

Y digo a modo introductorio porque, como bien hablaba el otro día con una amiga; empezar a tocar este tema es tratar de desmarañar un ovillo de un millón de hilos y existen millones de opiniones diferentes, todo depende de lo fino que queramos llegar a hilar.

Cuando nacemos, venimos al mundo con un cuerpo y un sexo que no en todas ocasiones coincide con cómo nos sentimos realmente.

El género, se ha conceptualizado como el conjunto de ideas, representaciones, prácticas y prescripciones sociales que surgen entre los integrantes de un grupo humano al que se le atribuyen características exclusivas.

Esta definición me parece la más adecuada de todas las que he encontrado. Empezamos a definir entonces por la Expresión de Género.

Podríamos decir que trata de los comportamientos femeninos/masculinos que tenga una persona. Existe también un punto medio que representaría a las personas andróginas; las que no se sienten identificadas ni como masculinas ni como femeninas.

Lo bueno del concepto expresión de género es, a mi parecer, que no encasilla. Tiene que ver con comportamientos que pueden centrarse en determinados momentos o la generalidad de nuestro día a día; y no tienen que ver con la identidad  o la orientación sexual que tengamos.

Por ejemplo, con mi pareja se da el caso que ambos somos cisgénero (o cis, que quiere decir que nuestra identidad de género coincide con nuestro sexo); pero en más de una ocasión, tengo la sensación que la expresión de género es más masculina por mi parte que por la suya y con la femenina al revés.

El concepto género, tiene una  naturaleza simbólica que subraya un conocimiento implícito sin el cual, la  interacción social no mostraría orden. Con éste concepto, esencialmente, las personas comparten significados sin necesidad de verbalizarlos.

Durante demasiados años se ha considerado a las persona cisgénero como la norma y lo “correcto”, dejando a todas aquellas personas que no se sintieran identificadas con ello al margen, e incluso considerando o asumiendo que tenían problemas psíquicos.

Hoy día, sabemos por suerte que todas estas consideraciones erróneas tienen su origen en la cultura, y muchos de nosotros trabajamos para deconstruir estas ideas aún muy latentes en nuestra sociedad.

Pero sigamos con las definiciones. Definimos la Identidad de género cómo la vivencia subjetiva de cada une de nosotres, y que puede o no coincidir con el sexo asignado al nacer. Dentro de esta definición tenemos que diferenciar primero entre personas cisgénero, transgénero e intersexuales que a su vez pueden ser Bigénero, Demigénero, Agénero, Género fluido o Tercer sexo por citar algunas opciones.

Las personas cisgénero como he dicho antes comprenderían los casos en que la identidad de género coincide con el sexo asignado al nacer.

Las personas transgénero son las que nacen con un cuerpo en el que su sexo no se corresponde con su identidad y por lo tanto son No binarios o No cisgénero.

Existe una tercera identificación que a su vez puede encontrarse tanto dentro de les cisgénero como de les transgénero. Es un grupo de personas  muy amplio y también muy desconocido que engloba a todes aquelles que por ejemplo, no presentan cromosomas XX o XY o sus genitales no están definidos totalmente o presentan ambos aunque éstos no estén a la vez funcionales.

Son les Intersexuales. Esta posibilidad suele surgir debido a alteraciones hormonales como la insensibilidad hormonal o la segregación de hormonas que no corresponden o que se hacen a destiempo.

 

A modo esquema y para no ser pesada, os dejo explicadas algunas de las identidades  de género de las más conocidas:

-Bigénero: se sienten  de ambos sexos a la vez.

-Demigénero: se sienten parcialmente hombre o mujer.

-Agénero : no se sienten ni mujer ni hombre.

-Género fluído: oscilan entre sentirse hombre y mujer.

-Tercer sexo: no se identifican con ningún género.

 

Por último, pero no por ello menos importante, me queda hablar de la Orientación Sexual , que no es otra cosa que la preferencia sexual, emocional y o afectiva que sentimos por otras personas. Las más conocidas son la Heterosexualidad y la Homosexualidad aunque en los últimos tiempos se está dando también voz a la Bisexualidad, Asexualidad y Pansexualidad.

La heterosexualidad se entiende como los casos en los que las personas que nos atraen son únicamente del sexo opuesto al nuestro.

La homosexualidad es el caso opuesto; es decir, cuando nos atraen solo las personas de nuestro mismo sexo.

A partir de aquí hay muchos desacuerdos en cuanto a las definiciones de las demás opciones ya que dependerá de lo que opine la persona que las defina lo que incluirá en cada grupo. Por tanto voy a intentar ser lo más imparcial y concreta posible para que cada uno se quede con lo que más le guste/ convenga.

Me gustaría aclarar que el desacuerdo cuando se refiere a sexualidades no es solo en este caso pero sí que tal vez  éste es uno de los aspectos en los que más claramente se ve.

En términos generales, la Bisexualidad comprende a las personas que sienten igual atracción por hombres y mujeres. La Pansexualidad se define por sentir atracción o deseo por las personas independientemente de su sexo y les Asexuales no sienten deseo sexual por ningún sexo pero sí que pueden sentir amor.

 

Espero con ésta introducción haber aclarado algunos conceptos si más no y si os pasa como a mí que queréis saber más del tema cuánto más leéis, no lo dejéis para mañana!

                      

 

Deja un comentario