Abanderados

Bandera

Estos últimos días con motivo del Orgullo LGTB+ se ha hablado mucho entre otras cosas sobre la bandera, símbolo y estandarte de la comunidad.

Mucha gente cree que dicha bandera fue el primer símbolo que sirvió para representar al colectivo.

Y aunque si que fue el primero elegido por el mismo. Sabemos que sirvió para reemplazar el triangulo rosa que durante la II Guerra Mundial, ya se usaba para distinguir a los homosexuales del resto.

Se cosía en la ropa de los hombres homosexuales recluídos en los campos de concentración nazis.

Por su parte, los gays que además eran judíos llevaban un triángulo amarillo sobre el que aparecía otro rosa superpuesto.

En el caso de las prostitutas, lesbianas o mujeres que se atrevían a usar métodos anticonceptivos, se usaba el color negro para identificarlas.

El triángulo rosa, pese a ser representativo, era más una condena que otra cosa y tampoco representaba a todo el colectivo.

Fue por eso que hace ahora 38 años, y por encargo de Harvey Milk, miembro de la Junta de Supervisores de San Francisco y primer hombre abiertamente homosexual en ser elegido para un cargo público en Estados Unidos; Gilbert Baker se encargó de diseñar y confeccionar la bandera.

“Este símbolo venía de un lugar de asesinatos horribles, el holocausto y Hitler. Necesitábamos algo hermoso, algo de nosotros.

Nuestro trabajo como personas gay era salir públicamente, ser visibles, de vivir en la verdad como digo, de salir de la mentira.

Una bandera encaja con esta misión, porque es una forma de proclamar tu visibilidad, o decir:

“¡Este es quien soy!”

Gilbert Baker en una entrevista en el MoMa años después cuando el museo se hizo con la bandera original.

Gilbert era un  ex militar y drag queen que se cosía sus propios trajes y de ahí la destreza con el hilo y la aguja.

Era parte de los activistas que se encargaban de hacer las pancartas para las protestas: “mi arte se convirtió en mi activismo”, afirma Baker.

La inspiración para crear la bandera vino de un estandarte ya existente: la bandera de Estados Unidos de ahí que tenga barras.

En cuanto a la simbología, se le han atribuido distintos motivos como la relación de los colores con uno de los grandes iconos gay. Judy Garland en su personaje en el film El mago de Oz y la canción Somewhere over the rainbow que se tomó como la promesa de “tener un lugar bajo el arcoíris”.

Pero Baker explicó que se trataba de algo mucho más simple y es que los colores de la bandera venían del cielo.

“El arcoíris es tan perfecto porque en verdad encaja con nuestra diversidad en temas de raza, género, edad, todas esas cosas.

Además es una bandera natural: ¡Viene del cielo! Gilbert Baker.

Baker dijo que quería transmitir la idea de diversidad e inclusión, a través de “algo de la naturaleza para representar que nuestra sexualidad es un derecho humano”.

El diseño original  constaba de ocho colores y no seis como actualmente, cada uno de ellos con un significado:


Rosa  sexualidad.

Rojo  vida.

Naranja curación.

Amarillo  luz del Sol.

Verde naturaleza.

Turquesa  magia o arte.

Índigo serenidad o harmonía.

Violeta  espiritualidad.


Se prescindió de dos de ellos por motivos básicamente económicos. Ya que era bastante difícil conseguir materiales y en aquellos días, se cosían las banderas a partir de materiales ya existentes en vez de ser impresas como hoy en día.

Así se prescindió del rosa y el índigo y el azul pasó a substituir al turquesa.

He oído comentarios estos días sobre que en ciertos círculos se proponía volver a añadir colores a la actual bandera. Pero personalmente creo que debemos quedarnos con el símbolo y no la cantidad de franjas que aparezcan.

El arcoíris es la máxima representación de toda la gama de colores que existen y justo eso era lo que Baker quería. La máxima representación de todas las posibilidades que existen.

Da igual si al final la bandera tiene 6 u 8 franjas, lo que importa es lo que representa.

El arcoíris es algo que todos dibujamos desde temprana edad así que todos lo conocemos y lo podemos interpretar como queramos. Por eso funciona.

Como datos curiosos y para acabar, me gustaría añadir que exiten varias banderas o estandartes como el emblema inca que guardan cierto parecido con la bandera LGBT+.

En el caso del anterior, solo se distingue en que presenta un color más: el turquesa. Representan los siete colores del arcoíris o los siete chakras del cuerpo humano.

La idea y la propuesta de crear este nuevo símbolo era rendir un tributo a la antigua civilización inca.

A inicios del siglo XX, el activista James William van Kirk diseñó una bandera con barras de arcoíris conectadas a un globo.

Buscaba mostrar cómo las personas de diferentes países y razas podían vivir juntas en armonía.

En la bandera de la Alianza Cooperativa Internacional (Ica, por sus siglas en inglés), una federación de cooperativas fundada en Londres, aparece un arcoíris

Vota este artículo !!
[Total: 0 Media: 0]
universo pornico

Mi nombre es Yaiza pero la que escribe es mi alter ego la Venus Puta. Soy mujer, orgullosa de serlo y disfruto de la vida, de mi cuerpo y del sexo, sobretodo del sexo. Siempre me ha parecido que este mundo tiene demasiados tabús con los que hay que acabar y por eso mi vida gira en torno a la terapia, la sexología y el enfoque de género. Soy escritora inquieta y pretendo remover mentes. Desde que tengo uso de razón, escribir ha sido tanto mi pasión como mi válvula de escape.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: